600 niños pasaron clases en aulas hospitalarias

Cochabamba.- A través del programa de Centros de Apoyo Integral Pedagógico-Aula Hospitalaria (CAIP-H) que lanzó el Ministerio de Educación hace un año, alrededor de 600 niños pasaron clases en el hospital Manuel Ascencio Villarroel, mientras recibían tratamiento o estaban internados.

“Nuestro personal trabaja ocho horas al día y hemos podido llegar a alrededor de los 600 niños beneficiarios que han recibido atención entre una semana o más en el caso de internados en el oncológico”, señaló la responsable del programa del Ministerio de Educación, Ana Cayampo.

Los niños reciben clases de matemáticas, lenguaje, biología, ciencias sociales, religión y música.

En Cochabamba, el CAIP-H del hospital del niño funciona con seis funcionarios: dos maestras multigrados, dos pedagogos, una psicóloga y una trabajadora social.

Para el próximo mes, el Ministerio incorporará tres maestros más que serán contratados por carga horaria.

Desmienten cierre

Cayampo enfatizó que el Ministerio en ningún momento anunció el cierre del aula hospitalaria, como algunos padres de los niños temían, y que, por el contrario, lo fortalecerá con más personal y equipamiento. Según una de las maestras del servicio en oncología, Marcela Claros, son 17 niños que asisten regularmente al

CAIP-H. Aseguró que la “escuela” en el hospital significa un gran apoyo para los niños durante su tratamiento y así poder retornar a sus colegios regulares con normalidad.

Ante la demanda, las madres de niños del oncológico solicitaron un ítem más de profesor. Al respecto, Cayampo dijo que el Ministerio analiza el pedido.

Fuente: Los Tiempos

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: