Diagnóstico establece necesidad de más presupuesto para niñez

Diagnóstico establece necesidad de más presupuesto para niñez

• Los distintos programas en beneficio de los niños y niñas, en cumplimiento de las normas y las políticas, aún son insuficientes para alcanzar las metas de apoyo a este sector vulnerable

Un análisis de los proyectos, programas y sistemas de atención estatales creados para la protección de niños, niñas y adolescentes se pregunta si no es necesaria una mayor inversión presupuestaria en esta población, a pesar de los avances registrados en los últimos años.

El Diagnóstico sobre la situación actual de las niñas, niños y adolescentes en Bolivia, que contiene este análisis, se elaboró por impulso de las instituciones de la Coalición Boliviana por los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, a tres años de vigencia del código legal dirigido a esta población (Ley 548).

INVERSIÓN Y GASTO

El estudio al que tuvo acceso la Fundación para la Investigación Estratégica en Bolivia hace énfasis en temas de inversión, gasto público, migración y violencias, estudiando el ejercicio y protección de los derechos a la salud, educación, justicia, a tener una familia, derecho a la integridad personal y protección contra la violencia, protección respecto al trabajo, derecho a la familia, entre otros.

Para comenzar se aclara que, de un censo a otro (2001-2012), la población de 0 a 18 años de edad se ha reducido de 47.2% al 40% del total de la población en el país. En ese sentido, el estudio destaca el haber asignado presupuesto para distintos programas en beneficio de los niños y niñas, en cumplimiento de las normas y las políticas.

Por ejemplo, en 2011, el Ministerio de Salud ejecutó 41,7 millones de dólares para erradicar la desnutrición en menores de 5 años, hecho que derivó en una reducción de la desnutrición crónica de 41% a 18% en ese grupo de edad.

Esos avances, sin embargo, se relativizan si se considera la necesidad de mejorar programas e infraestructura para atender el elevado índice de violencia contra la niñez, la realidad de los niños, niñas y adolescentes en situación de calle, investigaciones para profundizar el conocimiento de las distintas vulneraciones de derechos, entre otras cosas.

Un mayor presupuesto también es necesario para implementar el Sistema de Información de la Niña, Niño y Adolescente y un Observatorio para analizar la información, mejorar las condiciones de los Centros de Acogida los departamentos y crear Defensorías de la Niñez y Adolescencia en los Municipios.

El estudio, elaborado por Ana Frida Bazán, se pregunta ¿cuál es exactamente el desafío, si se trata de priorizar acciones estratégicas con el mismo presupuesto, o si se requiere una mayor inversión?

A la vez advierte que es definitivamente “insuficiente” el presupuesto en el ámbito departamental destinado al Sistema Plurinacional Integral de la Niña, Niño y Adolescente que funciona en todos los niveles del Estado.

MÁS APOYO

Pese a que las tasas de desnutrición y mortalidad en menores de cinco años registraron una reducción en los últimos años, según dos estudios realizados por separado por el Ministerio de Salud y por el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), para los profesionales del Colegio Departamental de Nutrición y del Centro de Recuperación Nutricional, se requiere más apoyo para campañas de formación a los padres y el aumento de ítems en los hospitales para consolidar estos avances.

También el coordinador del Consejo Departamental de Alimentación de la Gobernación, Delfín Cuentas, en julio pasado, reveló que el nivel de desnutrición en niños menores de 5 años, en el departamento de La Paz subió de 9,4% en 2014 al 14% en 2018, en el área rural.

La desnutrición se concentra sobre todo en poblaciones rurales, hogares sin acceso a agua potable y saneamiento, o donde las mujeres tienen un bajo nivel de escolaridad.

Cuentas indicó que entre La Paz y El Alto se tiene un porcentaje de desnutrición en menores de 5 años del 12%. “Paradójicamente en los municipios rurales, donde se produce alimentos de buena calidad, existe el mayor grado de desnutrición”, afirmó.

Por su parte de acuerdo con datos de la secretaria de Desarrollo Social del Gobierno Municipal de El Alto hasta la fecha se recibieron nueve casos de desnutrición severa, en esta ciudad, de los cuales siete fallecieron, porque llegaron a un centro de salud en estado extremo.

Entre los factores identificados están la pobreza, el abandono de los padres o una alimentación con poco aporte de nutrientes.

Según el Censo de población y Vivienda del año 2012, en el país hay 4.062.572 niños, niñas y adolescentes, entre los 0 y 18 años, constituyéndose en el 40, 4% de la población boliviana. (Agencias)

Fuente: El Diario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: