El Zorro Antonio fomenta la literatura entre los niños

El Zorro Antonio fomenta la literatura entre los niños

Literatos de la Universidad Mayor de San Andrés hacen una reflexión sobre lo que se lee en los colegios y proponen proyectos para fomentar ese hábito.

Cómo enseñar literatura en los colegios es el tema que abarca la decimocuarta edición de El Zorro Antonio, realizada por miembros de la carrera de Literatura de la Universidad Mayor de San Andrés. Las experiencias vividas por los literatos para inculcar este hábito en los niños fue planteada en la obra que, además, tiene reseñas, obras de rescate y poemas.

“Lograr que los estudiantes de secundaria sientan un apego por la literatura es complicado. Tenemos varios profesionales egresados de la carrera y que ahora trabajan como profesores. Ellos hacen una reflexión sobre el tema, dan a conocer proyectos que fueron exitosos y hablan de la lista de libros que propone el Ministerio de Educación”, dijo el director de la carrera, Omar Rocha.

Una de las técnicas que se comparte en el texto consiste en que los estudiantes, acompañados de una cámara de celular, vayan a los sitios que el autor describe en su obra. Esto en particular se aplicó con los escritos de Jaime Saenz.

“En ese mismo lugar ellos deberán escribir una crónica. Esto es para que se motiven no sólo con el libro, sino con otras experiencias artísticas”, sostuvo.

Asimismo, los profesionales que participaron en el dossier, Edmundo Mercado, José Luis Bautista, Jessica Freudenthal, Elizabeth Johansen, Arturo Río, Milena Torrico, Antonio Vera y Cecilia Martínez llegaron a la conclusión de que no importa la cantidad de libros que se lea, sino el cómo se leen.

Rocha explicó que en las unidades educativas a veces se da demasiados textos al estudiante, sin saber que la literatura exige detención, detalle, “una lectura más detenida”.

Los libros incluidos en la malla curricular fueron motivo de observación, al cuestionar por qué no se tomó en cuenta textos de autoras, además de la prohibición de la obra Raza de bronce, de Alcides Arguedas, por ser considerada como “racista”.

“Por ejemplo, en sexto de secundaria se proponen varios libros dentro del plan educativo como Los deshabitados, de Marcelo Quiroga Santa Cruz, y Felipe Delgado, de Jaime Saenz, entre otros. Pero dentro de la propuesta de una educación despatriarcalizadora en la lista no hay una escritora. Después, consideramos que no es necesario prohibir obras, si éstas se leen con cuidado, son un tema de reflexión”, apuntó Rocha.

La revista fue presentada el lunes en la Feria Internacional del Libro y se encuentra a la venta en el stand de la Universidad Mayor de San Andrés, ubicado en el segundo piso del pabellón amarillo, además de la Casa Montes. El costo es de 15 bolivianos.

La revista

El Zorro Antonio nació en 1984. Su nombre hace referencia a un personaje de los cuentos orales andinos que se caracteriza por ser travieso, estar en constante movimiento y despierto.

En 2014, el dossier volvió a ser publicado y en la actualidad es uno de los aportes de la carrera de Literatura de la universidad estatal.

Los “Guardianes del Planeta” están en el pabellón rojo de la FIL

Como auspiciador permanente de la Feria Internacional del Libro (FIL) de La Paz, este año Banco BISA ofrece en su stand denominado “Guardianes del Planeta” juegos, miniteatro y gráficos para colorear y aprender sobre el reciclaje y la clasificación de la basura.

Los niños que realicen el recorrido por el stand de la institución financiera reciben de obsequio un arbolito, además de una guía con recomendaciones para el cuidado y preservación de la planta.

Asimismo, los visitantes de la feria reciben separadores de libros, que llevan impresos mensajes relacionados a los beneficios de los árboles e información de cómo plantarlos, dijo Franco Urquidi, vicepresidente de negocios de BISA.

El stand del banco está ubicado en la planta baja del pabellón rojo y cuenta con un área de minibasquet, donde los niños juegan con pelotas marcadas con imágenes de residuos, con los que tratan de anotar en las canastas (monstruos) de colores, bajo el concepto de clasificar la basura.

Además de la educación ambiental que imparte la financiera dentro de la feria, inició una campaña interna de recolección de libros, para donarlos a los centros de alto rendimiento del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

Banco BISA apoya la FIL desde hace 11 años y anunció que continuará haciéndolo por cinco ediciones más, de acuerdo con el convenio firmado con la Cámara del Libro.

Fuente: Página Siete

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: