Golosinas de contrabando se venden sin control en escuelas

Golosinas de contrabando se venden sin control en escuelas

La Intendencia informó que se reforzarán los controles en los puestos de venta, que se encuentran dentro y fuera de las escuelas

Golosinas de contrabando o elaboradas de forma artesanal se comercializan sin control sanitario en las puertas de las escuelas. Miles de estudiantes están expuestos al consumo de galletas, chocolates, gomitas, dulces, de fabricación china y otros sin que cuenten con el Registro Sanitario del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

La Intendencia informó que se reforzarán los controles en los puestos de venta que se encuentran en cercanías de las escuelas, luego de la denuncia de los padres de familia, quienes demandaron mayor control en la calidad de los alimentos que se venden en las escuelas.

De acuerdo con la denuncia de un padre de familia, al interior de las escuelas no existe control de los productos que se venden y en muchas oportunidades pudo advertirse que los vendedores ofertan golosinas con fechas vencidas y hasta de mala calidad.

El consumo de galletas, chocolates, frituras, jugos, lácteos, entre otros, con fechas vencidas, causan malestar y vómitos en los niños, aspecto que no siempre es controlado por las autoridades a cargo de las escuelas.

“Debería haber más control, no sabemos lo que comen nuestros hijos, porque no estamos en los recreos, razón por la que debería realizarse una mayor vigilancia en la venta de alimentos y golosinas”, dijo un padre de familia, entrevistado por EL DIARIO.

Por aquellas circunstancias, los padres de familia exigen a las autoridades programar mayor vigilancia, para verificar el estado de producción y conservación de los alimentos que consumen las niñas y niños.

En las últimas semanas, la Intendencia realizó el control en los kioscos de 136 colegios de la ciudad, donde se decomisaron alrededor de 3.000 productos chinos, entre dulces, galletas, chocolates, paquetes de gomitas, papas fritas, chicharrones y manís, entre otros, porque no contaban con registro sanitario y otros por encontrarse con las fechas vencidas.

El contrabando es otro problema que se enfrenta con los escolares. Galletas, chocolates, gomas, dulces elaborados con miel y endulzantes artificiales no cuentan con el Registro Sanitario del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

DULCES CHINOS

Un recorrido realizado por EL DIARIO en los establecimientos del centro de la ciudad confirmó la presencia de marcas como “Cua Cuac”, “Bolibon”, “Frutiboro”, “Flash Pop”, entre otros, que son fabricadas en China, Perú y Argentina. Estos productos se ofrecen a precios reducidos, pero no tienen el Registro Sanitario.

Los dulces o chocolates que provienen de China, vía contrabando, no tienen impresas en sus envases las fechas de vencimiento ni el nombre del importador, tampoco cuentan con el registro sanitario.

Gelatinas de distintos sabores, procedentes de la industria China, llamados “chichitos”, o pajitas dulces de Perú, se comercializan pese a estar prohibida su venta en su propio país de origen. Dichos productos fueron observados por tener endulzantes artificiales que causan daño a la salud.

Otros productos elaborados artesanalmente están envueltos en bolsas de plástico y son vendidos a precios que oscilan entre 1 y 5 bolivianos, pero no tienen marca, registro sanitario, ni dirección del fabricante.

Los dulces elaborados artesanalmente son hechos sin el debido control sanitario. Entre estos productos se encuentran los helados secos, botellitas de miel, gomas de coco. También hay papas fritas y otros.

El consumo de estos productos podría causar problemas para la salud, advierte la Intendencia. Muchos de los dulces decomisados, además, no tenían fecha de vencimiento y otros no presentaban registro sanitario.

La ingesta de golosinas sin garantía y fecha de vencimiento, puede generar intoxicación y provocar en los niños y niñas diarreas, vómitos, dolores de cabeza, escalofríos, salpullido en la piel y otros tipos de dolencias físicas. En casos extremos, puede necesitarse, incluso, la hospitalización de los infantes.

Fuente: El Diario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: