Ministerio de Comunicación adquiere en Chile 5.587 televisores para unidades educativas

Ministerio de Comunicación adquiere en Chile 5.587 televisores para unidades educativas

El Ministerio de Comunicación mediante contratación directa en el extranjero adquirió de la empresa Samsung Electronics Chile Limitada 5.587 televisores por un valor de 2,5 millones de dólares, para la implementación en unidades educativas del área rural, según los documentos a los que accedió ANF.

La minuta de contrato MINCOM-DGAJ-UGJ-N°134/2016 fue suscrita el 31 de octubre de 2016 por el viceministro de Gestión Comunicacional del Ministerio de Comunicación, Ángel Bilbao; el director de Asuntos Jurídicos de ese despacho, Manuel Llano; y, el proveedor representado por Marco Antonio Aramayo Soruco con carnet de identidad obtenido en Tarija.

Argumentan que las contrataciones en el extranjero se sujetan a lo dispuesto en el decreto supremo 26688 de 2002, modificado por otra norma similar, 2803 de junio de 2016, aprobada en el gobierno del presidente Evo Morales, y que autoriza a varias empresas entre, ellas a Bolivia TV, realizar contrataciones directas de bienes y servicios.

El parágrafo II del artículo 4, autoriza “realizar contrataciones directas o por comparación de ofertas en territorio extranjero de bienes, obras y servicios especializados cuando éstos no estén disponibles en el mercado nacional o no se puedan recibir ofertas en el país o la contratación de éstos sea mayor beneficio para la entidad”, dice el texto de la norma.

ANF solicitó al Ministerio de Comunicación desde hace casi tres semanas una entrevista para conocer detalles del Documento Base de Contratación, por qué se recurrió a la modalidad de contratación directa en el extranjero, cuáles son las otras empresas que presentaron sus propuestas y los montos ofertados para haber sido descartadas, pero el pedido no fue atendido.

El Ministerio, de acuerdo al contrato, argumenta que convocó a empresas oferentes a que presenten documentos y oferta técnica y económica de acuerdo a las especificaciones y condiciones establecidas en el Documento Base de Contratación y que una “Comisión de Calificación” designada por la Responsable del Proceso de Contratación en el Extranjero (RPCE) procedió a abrir las propuestas y hacer un análisis para emitir su informe de “evaluación y recomendación”.

Informe que fue aprobado y sobre el cual se emitió la Resolución de Adjudicación 001/2016 de octubre de 2016 “resolviendo la adquisición de los bienes a la empresa Samsung Electronics chile limitada”, porque habría cumplido todos los requisitos, además de “ser la más conveniente a los intereses” del Ministerio.

Modificación del contrato sobre los plazos de entrega 

De acuerdo al contrato, la entrega de los televisores se debía realizar en dos fases: la primera de 2.800 televisores hasta el 11 de noviembre de 2016, mientras que la segunda entrega de 2.787 televisores hasta el 7 de diciembre del mismo año.

Sin embargo, el 10 de noviembre suscribieron un contrato modificatorio en los plazos de entrega de los televisores. La primera entrega fue 21 de noviembre y no el 11 como estaba previsto. Atribuyen el cambio de fechas a los problemas internos en la Aduana Chilena ya que sus funcionarios se encontraban en paro durante dos semanas, por lo que Samsung Electronics Chile Limitada solicitó la ampliación.

El 5 de diciembre de 2016, la Comisión de recepción elaboró su “informe de recepción del primer parcial”, dirigido a la entonces ministra de Comunicación, Marianela Paco, aunque el sello de ese despacho tiene fecha del 28 de diciembre de ese año.

La misma señala que la recepción de depósitos Aduaneros de Bolivia, el proveedor en fecha 13 de noviembre de 2016, se realizó la primera entrega parcial de los televisores dentro del plazo establecido en el contrato modificatorio N° MINCOM-DGAJ-UGJ N° 134/2016.

La comisión de recepción dio conformidad a los equipos y recomendó hacer la cancelación del 40% del total del contrato suscrito, es decir de $us 983.312.

Las razones del proyecto 

Los televisores se compraron en el marco del Programa Nacional de Telecomunicaciones de Inclusión Social (Prontis) “Televisión satelital libre y comunitaria para la inclusión social”.

Sustentan el proyecto en que solo el 34% de las comunidades que presentan una población entre 50 a 200 habitantes tiene acceso al servicio de televisión, lo que podría llegar a repercutir en un menor acceso de estas poblaciones rurales a la información, generando una menor integración de estas comunidades a nivel social, económico y cultural.

El programa tiene como objetivo consolidar el acceso a tecnologías de información y comunicación a través del acceso a la televisión y radio satelital libre a nivel rural mediante la instalación de televisores, antenas parabólicas y decodificadores de señal en las escuelas públicas de 5.587 localidades.

Establecieron tres objetivos específicos: la instalación de los 5.587 paquetes (antenas, decodificadores y televisores) de recepción de señal de televisión satelital en escuelas públicas de localidades donde la penetración del servicio de televisión es muy baja.

Mejorar la percepción de la ciudadanía en cuanto a las ventajas del uso del satélite de comunicaciones TKSAT-1. Y coadyuvar a la integración social, económica y cultural de los beneficiarios que reciban los paquetes tecnológicos para acceder a servicios de televisión y radio satelital libre.

La propuesta de solución que plantean al problema es la implementación de antena parabólica tipo offset de al menos 60 centímetros de diámetro, bloque de bajo ruido (LNB), equipo demodulador o decodificador, televisor 32 pulgadas, panel de revestimiento de acrílico impresa para posicionamiento de marca, soporte de televisor para montaje en pared y accesorios de instalación.

El equipamiento sería instalado en unidades educativas de localidades ubicadas en áreas rurales y de interés social en el país. Con una inversión unitaria de Bs 5.250 por unidad educativa y una inversión total de 29,3 millones de bolivianos.

De acuerdo al proyecto se prevé una inversión para cada actividad en el siguiente orden por 5.587 equipos: antenas satelitales y decodificador por un valor de Bs 1,7 millones; para los televisores de 32 pulgadas Bs 19,5 millones; el soporte de televisor por un monto de Bs 1,9; el material de instalación Bs 838.050; el panel publicitario acrílico por Bs 1,9 millones; la mano de obra en la instalación Bs 2,8 millones y el servicio de supervisión técnica por un valor de 558.700.

Aunque el objetivo del proyecto está orientado a las unidades educativas, según el documento al que accedió ANF, en un subtítulo “beneficios” señala que se traducen en la mejor calidad de vida y el acceso a la comunicación e información para todas las familias que habitan las viviendas sociales, adicionalmente se mejorará la percepción del uso del satélite Túpac Katari.

El otro hecho llamativo tiene que ver con las razones de por qué resolvieron adquirir Tecnología LED, 50 pulgadas cuando en el proyecto se había previsto la compra de televisores de 32 pulgadas. No queda claro si es competencia del Ministerio de Comunicación proveer de equipos a unidades educativas y si no es responsabilidad del Ministerio de Educación.

Proyecto de vivienda social con servicio de televisión satelital

Otro proyecto en el marco del Programa Nacional de Telecomunicaciones de Inclusión Social (Prontis) es el denominado “Vivienda social con servicio de televisión satelital”, es decir se plantean la implementación de antenas parabólicas en las viviendas construidas por la Agencia Estatal de Vivienda (AEVIVIENDA).

Argumentan que actualmente existe solo el 34% de las comunidades que presentan una población entre 50 a 2.000 habitantes tiene acceso a la televisión. Lo que consideran una “baja penetración” de este servicio.

Además identifican como un problema específico el bajo índice de aprovechamiento de los servicios de cobertura nacional que se encuentran disponibles para la población Bolivia (TKSAT-1).

Por lo tanto se plantean “consolidar el acceso a tecnología de información y comunicación como ser la televisión y radio satelital libre a nivela rural a través de la instalación de antenas parabólicas y decodificadores de señal en 18.180 viviendas construidas por la AEVIVIENDA.

Según la documentación debió implementarse el proyecto en la gestión 2015 en diferentes localidades en área rural y de interés social.

Se supone que se debía instalar 18.180 paquetes (antenas y decodificadores) de recepción de señal de televisión satelital en viviendas sociales. Siendo los beneficiarios las familias de las localidades del área rural y de interés social que sean favorecidos con la construcción de viviendas sociales.

Se tenía previsto la construcción de viviendas sociales y beneficiar a 18.180 familias por lo que “la articulación de esfuerzos entre el Viceministerio de Vivienda y el Ministerio de Comunicación permitirá beneficiar a estas familias con el servicio de televisión”, se lee en el documento.

Los recursos para este plan alcanzaban a 14.544.000 de bolivianos, una inversión unitaria de Bs 800 por vivienda. Para los de los equipos como las antenas parabólicas tipo offset de recepción de señales, equipos decodificadores, bloque de bajo ruido LNB y accesorios de instalación.

El proyecto debía ser financiado en el 100% con los recursos del Prontis a través del Ministerio de Comunicación en coordinación con la AEVIVIENDA; mientras que los costos de mantenimiento del equipo serían cubiertos por los propietarios o beneficiarios de la vivienda social.

Según el cronograma para el inicio del proyecto estaba previsto para el 25 de abril de 2016 y todo el proceso debía extenderse hasta abril de 2018 el que debía terminar con una auditoría.

Fuente:Los Tiempos

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: