Preocupación por falta de obras

Preocupación por falta de obras

El retraso en la ejecución del Plan Operativo Anual (POA) 2017, en unidades educativas como Luis Espinal nueva Ventilla, ubicada en el D-8, genera perjuicios en la habilitación de los proyectos de infraestructura educativa.

La presidenta del Concejo Educativo, Margarita Mamani, manifestó que una de las principales demandas es la construcción de nuevos baños, porque a la fecha existe insuficiencia de los servicios higiénicos.

“Los baños habilitados deben ser compartidos por el personal administrativo, profesores, alumnos y personal de limpieza”, dijo.

Esta unidad educativa Luis Espinal –sostuvo– tiene estudiantes desde kínder hasta tercero de secundaria, aspecto que genera riesgos en la salud de los educandos, cuando todos hacen uso de los mismos baños y más aún cuando éstos terminan obstruidos.

PROTESTAS

De acuerdo con Mamani, pese a las marchas realizadas, la pasada semana, por los padres de familia, el municipio aún no ejecuta el POA del pasado año y menos de la presente gestión.

“Nuestra carpeta del POA 2017 sigue pendiente y hasta la fecha no se ha ejecutado ninguna obra. Estamos llegando al límite del tiempo, porque en noviembre debería ejecutarse todo o nos veremos perjudicados para aprobar el POA que correspondería para la próxima gestión”, lamentó Mamani.

La molestia de las juntas escolares es reflejada por sus representantes, quienes recordaron su predisposición para ayudar a ejecutar algunos proyectos, como el cementado de la cancha, el empedrado de espacios, entre otros.

“En varias oportunidades, al no tener una cancha adecuada, con el riesgo de la inseguridad, algunos escolares tuvieron que salir de la escuela a otros espacios del vecindario, para poder realizar sus clases de Educación Física”, dijo.

El POA 2017 de esta unidad educativa es de 100 mil bolivianos, el mismo que está destinado a la construcción del patio y una pared, explicó su director Edwin Ticona.

El mobiliario es otra de las problemáticas para el sector. Los estudiantes deben trasladar sus pupitres, banquetas y sillas desde sus domicilios, para poder pasar clases ante la falta de equipamiento para la formación de los educandos.

La unidad educativa solo atiende hasta el tercero de secundaria, por falta de aulas, pese a que cada año la demanda de nuevos alumnos es constante, pero dicha demanda no es atendida por el municipio.

MUNICIPIO

En la temporada de vacaciones de invierno el municipio atendió 40 unidades educativas, las cuales se sumaron a las 200 que llegan a ser atendidas de acuerdo con los programas acordados con las juntas escolares.

En cuanto a la limpieza de pozos sépticos, cerca de 70 unidades educativas habrían sido intervenidas, mientras que en el aspecto de desinfección de baños, se llegaron a 1230 unidades educativas.

“Los sistemas de alcantarillado en las unidades educativas, son deficientes, no fueron construidas en el declive correspondiente, generando de forma constante el taponamiento de las mismas, no solo como consecuencia al uso, sino a la obstrucción con basura”, explicó el Jefe de Servicios Generales Cesar Montaño.

Fuente: El Diario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: