UNESCO destaca educación con lenguas nativas en Bolivia

UNESCO destaca educación con lenguas nativas en Bolivia

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) considera a Bolivia un país ejemplo con relación a los avances implementados para resolver las desigualdades y destaca la incorporación de las lenguas originarias en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La apreciación fue hecha por el director de Monitoreo Global de la Educación del organismo internacional, Manos Antoninis, que llegó al país para participar en la II Reunión Regional de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe, organizada por la Oficina Regional de Educación de la Unesco y el ministerio boliviano del área.

“Bolivia es un ejemplo de país, que ha crecido mucho para resolver los problemas de desigualdad”, señaló el experto durante una de las pausas del encuentro, inaugurado el martes en la noche, que continuó ayer y que se cerrará hoy en el Hotel Regina de Tiquipaya.

Para Antoninis, “uno de los avances más importantes es el uso de las lenguas indígenas” en el sistema educativo. Dijo que a diferencia de Bolivia, existen muchos gobiernos a los que no les interesa las poblaciones que hablan otra lengua que no sea la oficial.

Entonces, considera que “el enfoque boliviano es muy importante” en esta materia.

En Bolivia se incorporó el estudio de las lenguas originarias de cada región del país con la implementación de la Ley Avelino Siñani, desde los primeros cursos de enseñanza primaria hasta los últimos de secundaria.

Antoninis presentó en la reunión un informe sobre los “Avances de la región para lograr el ODS4 y futuros desafíos: una nueva visión de las políticas y reformas educativas”. El ODS4 se refiere a los objetivos de desarrollo sostenible, número 4, adoptados por los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015, los cuales forman parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y que están relacionados con la educación.

Para el experto de la Unesco, América Latina y el Caribe han mostrado grandes avances en el cumplimiento de los ODS4, que buscan garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos.

“Todos los países de la región aportaron a la educación, más que otras regiones del mundo. No sólo destinaron más recursos económicos, sino también convirtieron a la educación en una prioridad”, dijo Antoninis.

Además, destacó que los gobiernos de la región están dando transferencias económicas, como asistencia social, que permiten a los hogares pobres acceder a la educación, y valoró los casos de México y Brasil.

El director de Monitoreo Global de la Educación subrayó, como tercer logro, que las naciones latinoamericanas permiten hacer comparaciones de sus sistemas educativos, cosa que no ocurre en otras regiones del mundo. En ese sentido, puso de ejemplo la II Reunión de Cochabamba.

En este encuentro participan representaciones de 30 países, entre ministros de Educación, secretarios, directores, jefes y viceministros. Entre los países representados están Argentina, Brasil, Guatemala, Honduras, México, Paraguay y Venezuela.

Antoninis también mencionó que existen puntos negativos en la región, debido a la existencia de países donde los hogares deben pagar de sus bolsillos hasta un 50% del costo de la educación de sus hijos, cuando el máximo recomendable por el organismo internacional es de entre 10% y 20%. Aclaró que Bolivia no es uno de esos ejemplos negativos.

El organismo internacional impulsa y tiene como uno de sus principios la educación pública, con la intención de que no existan desigualdades en el acceso a la formación.

Recomendó a los gobiernos nacionales de los países de América Latina y el Caribe no olvidarse de los adultos, porque finalmente las decisiones más importantes en el mundo las asumen personas de ese rango de edad.

Señala que se tienen que fortalecer los sistemas para una educación permanente, pues son los adultos los que “más necesidad tienen de educarse”.

El encuentro concluirá con la adopción de un mecanismo de coordinación para hacer seguimiento del cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible en materia de educación adoptados por los Estados miembros de las Naciones Unidas.

El país se reposiciona en el ámbito internacional

Bolivia se reposiciona como referente en el ámbito internacional con encuentros como la II Reunión Regional de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe, que se efectúa en Tiquipaya, Cochabamba, con la participación de 30 países representados por ministros, secretarios, directores, jefes y viceministros.

Así resaltó este encuentro el ministro de Educación, Roberto Aguilar, al ser consultado sobre la importancia del evento. Aseguró que Bolivia toma protagonismo con la línea diplomática planteada por el presidente Evo Morales, la cual es que el país “se presenta con dignidad ante el mundo y lo hace con propuestas, aportando su mirada, y a la vez siendo respetuoso de las otras posiciones”, subrayó la primera autoridad educativa.

Este panorama es diferente de lo que ocurría en otras gestiones gubernamentales, cuando Bolivia tenía una imagen poco relevante en la región, producto de la aplicación de “políticas nefastas en contra del desarrollo”, que la ubicaron en el penúltimo lugar de la región.

Bolivia organiza por primera vez un encuentro internacional de ministros de Educación y lo hace en reconocimiento a sus “grandes avances” en materia educativa, destacó la directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe, Claudia Uribe.

La directora, además, subrayó que el Ministro de Educación “tiene un liderazgo regional y global porque Bolivia participa en el Comité Global de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, pues está comprometida en avanzar en las tareas planteadas”.

Bolivia ocupa la Vicepresidencia del ODS4, que son los objetivos de desarrollo sostenible, número 4, de las Naciones Unidas.

Fuente: CAMBIO

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: